CUENTO» PULPINO, DE HORACIO ALVA. (IMPRENTA MAYÚSCULA)


PULPINO


EL PULPO DE ESTA HISTORIA SE VE COMO CUALQUIER OTRO: TIENE GRANDES OJOS COLORADOS Y OCHO BRAZOS QUE MUEVE TODO EL TIEMPO. PERO PULPINO NO ES UN PULPO COMÚN Y CORRIENTE. A ÉL NO LE GUSTA SER PULPO. SE PASA EL DÍA DICIENDO QUE SER PULPO NO ES IMPORTANTE: “DEBERÍA SER BALLENA, O DELFÍN... ¿POR QUÉ NO?”

LO CIERTO ES QUE UNA MAÑANA ABANDONÓ SU CASA CARACOL. A PARTIR DE ESE MOMENTO SERÍA BALLENA PENSÓ, VIAJARÍA CON ELLAS Y COMERÍA LO QUE ELLAS COMEN. NADÓ RÁPIDAMENTE HASTA LLEGAR A LAS CORRIENTES DE LAS BALLENAS Y ALLÍ SE ENCONTRÓ CON UNA FAMILIA QUE IBA HACIA EL SUR.

–¿Y TÚ QUIÉN ERES?, LE PREGUNTÓ LA BALLENA MÁS VIEJA.

–SOY PULPINO LA BALLENA, Y PUSO CARA DE BALLENA, PERO NO LE SALIÓ.

–TÚ NO ERES COMO NOSOTRAS, LE DIJO LA BALLENA, Y NO PUEDES NADAR JUNTO A MÍ. DEBERÍAS VOLVER CON TUS HERMANOS, LOS PULPOS.

–¡YO NO SOY NINGÚN PULPO!, PROTESTÓ PULPINO MIENTRAS LAS BALLENAS SE ALEJABAN VELOZMENTE.

AÚN ESTABA LAMENTANDO SU MALA SUERTE CUANDO VIO UNA ENORME FIGURA ACERCARSE A ÉL. “ESTA ES MI OPORTUNIDAD”, PENSÓ.

–HOLA HERMANO, SOY PULPINO EL TIBURÓN. EL SORPRENDIDO TIBURÓN SE DETUVO DE GOLPE.

–SI QUIERES PODEMOS SALIR JUNTOS DE CACERÍA.

PERO, CLARO, EL TIBURÓN SE DIO CUENTA DE LA MENTIRA DE PULPINO. AGUANTÓ LA RISA Y LE DIJO:

–¿PULPINO EL TIBURÓN? YO DIRÍA QUE ERES MUY RARO... ¿Y TU ALETA DONDE ESTÁ?.

PULPINO COMENZÓ A CAMBIAR DE COLOR Y TEMBLAR DE MIEDO.

–YO DIRÍA.., DIJO EL TIBURÓN MIENTRAS NADABA ALREDEDOR DE PULPINO, ...QUE ERES... ¡UN PULPO! ¡SÍ SEÑOR, UN SABROSO PULPO!

Y ABRIÓ LA BOCA TAN GRANDE QUE PULPINO CREYÓ QUE LO TRAGARÍA DE UN SOLO BOCADO, PERO GRACIAS A QUE LOS PULPOS LLEVAN TINTA ENCIMA, LE TIRÓ AL ENORME TIBURÓN UN CHORRO EN LOS OJOS Y PUDO DESPUÉS OCULTARSE DETRÁS DE UN CORAL.

ALLÍ SE QUEDÓ LARGAS HORAS. NO SE ANIMABA A SALIR DE SU ESCONDITE POR TEMOR A QUE EL HAMBRIENTO TIBURÓN APARECIERA DE NUEVO. SIN EMBARGO, DESPUÉS DE UN RATO, LO QUE VIO LO LLENÓ DE ALEGRÍA: UN ELEGANTE DELFÍN NADABA MUY CERCA. “¡AHORA SÍ!”, PENSÓ.

–HOLA AMIGO, SOY PULPINO EL DELFÍN. ME ESTABA PREGUNTANDO SI PODRÍAMOS DIVERTIRNOS JUNTOS.

EL DELFÍN TENÍA OJOS DE BUEN AMIGO.

–¿DELFÍN...? PERO SI TÚ ERES UN PULPO…

–OH, NO, DIJO PULPINO E INTENTÓ HACER ALGUNA PIRUETA, DE ESAS QUE A LOS DELFINES LES SALEN MUY BIEN.

PERO NO PUDO. PEOR AÚN: SE ENREDÓ EN SUS PROPIOS BRAZOS UNA Y OTRA VEZ.

AL VER ESO EL DELFÍN COMENZÓ A REÍR Y SU RISA FINITA LLEGÓ MUY LEJOS, A LO LARGO Y ANCHO DEL MAR. PRONTO COMENZARON A LLEGAR MÁS DELFINES AL LUGAR PARA VER QUÉ ESTABA PASANDO Y HASTA SE DESPERTÓ DE LA SIESTA UNA VIEJA TORTUGA. CUANDO PULPINO SE DIO CUENTA, MUCHOS PECES SE HABÍAN ACERCADO Y LO MIRABAN, MIENTRAS ÉL HACÍA SUS EXTRAÑAS PIRUETAS ACUÁTICAS. ¡ERA MUY GRACIOSO VERLO!

LO CIERTO ES QUE PULPINO AL FINAL DE ESE DÍA SE SINTIÓ MUY FELIZ, PORQUE NO SÓLO HABÍA LOGRADO HACER NUEVOS AMIGOS, SINO QUE HABÍA APRENDIDO TAMBIÉN, QUE NO SE PUEDE SER ALGO DIFERENTE DE LO QUE UNO ES... Y LE AGRADECIÓ AL DIOS NEPTUNO POR HABER NACIDO PULPO.

FIN

(c)HORACIO ALVA (2004)



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Rincón infantil, pág. 32, Revista Familia Cooperativa.
Año XLIII - JUNIO 2016 #367
Cooperativa Obrera Formato PDF

La revista (con una tirada de 80.000 ejemplares mensuales) llega a más de 50 localidades donde está presente la Cooperativa Obrera y se distribuye de manera gratuita en sus sucursales.

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

LIBROS DEL AUTOR

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG© y Daniel Caminos